Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. |
fondo fondo

ESPECIALISTAS DE MUROS PANTALLA

EN MEDIO URBANO

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. |
Trepano

TRÉPANO

¿Qué es el trépano?

El trépano para muros pantalla es un elemento macizo, con forma de cruz o cinco puntas. Es empleado dejándolo caer por gravedad para la disgregación de roca o terreno duro. Su empleo está desaconsejado en las inmediaciones de edificios, ya que provoca vibraciones en el terreno, que son percibidas en mayor medida en las plantas mas altas de los edificios. Como alternativa al trepano PANTALLAX ha desarrollado un Sistema de trabajo denominado “Fresadora de Subsuelo”. La "Fresadora de Subsuelo PANTALLAX" es un implemento mecánico que va acoplado a una pantalladora y cuya misión es la de ir royendo la roca a modo de un trépano mecánico. Nuestro Sistema presenta numerosas ventajas con respecto a al trépano..

Ventajas de la Fresadora de Subsuelo frente al Trépano

  • No produce vibraciones y por consiguiente no molesta al entorno de la obra. En las obras urbanas conlleva (denuncias, vigilancia, seguimientos escrupulosos de los trabajos, etc )

  • No provoca asentamientos en las fincas colindantes por tanto fisuras y grietas que dará como consecuencia conflictos con vecinos, indemnizaciones, rechazo social…

  • La producción se multiplica, los tiempos se acortan, y el coste total de la obra baja exponencialmente.

  • Los golpes para la perforación de la roca provocan la caída del terreno superior menos cohesivo, pudiendo colapsar toda la perforación y provocando daños a las edificaciones aledañas. Al no provocar golpes y vibraciones no se producen desprendimientos del terreno y por consiguiente un mayor ahorro en hormigón y amorteramientos del terreno. Y por consiguiente también implica un considerable ahorro de tiempo y costes del picado y fresado de los bultos de hormigón producidos por los desprendimiento incontrolados del terreno en el intradós.